Inicio Compromiso de los empleados Cómo crear una relación de confianza dentro de un equipo

Cómo crear una relación de confianza dentro de un equipo

75
0

¿Alguna vez has dirigido un equipo cuyos miembros no confiaban el uno en el otro? Si es así, entonces sabes lo difícil que es.

Un equipo sin una relación de confianza ni siquiera es un equipo; es solo un grupo de personas que trabajan juntas y, a veces, logran resultados. Pueden discutir sobre derechos y responsabilidades, no compartir información o comunicarse entre sí. No importa cuán capaces y talentosos sean sus empleados, es posible que no se den cuenta de todo su potencial si no hay confianza en el equipo.

Por el contrario, cuando lo es, cada persona en el equipo se fortalece porque son parte de un grupo cohesivo efectivo. Cuando las personas confían unas en otras, el grupo logra sus objetivos.

¿Cómo ayuda a su equipo a construir la confianza que es esencial para la prosperidad?

En este artículo, analizaremos el tema de la confianza dentro de los equipos, por qué es importante y qué puede hacer para ayudar.

La importancia de la confianza.

Una definición describe la confianza como «confianza en las cualidades positivas de un personaje, habilidades, fortalezas o lealtad de alguien».

Piensa en esas palabras por un minuto. La confianza significa que no tiene dudas de que una persona está haciendo lo correcto en una situación dada. Estás convencido de su integridad y otras cualidades positivas en la medida en que no tengas miedo de correr riesgos.

La confianza es necesaria para que el equipo trabaje de manera efectiva porque da una sensación de seguridad. Cuando los miembros del equipo se sienten seguros entre ellos, es más fácil para ellos «abrirse»; Toman riesgos razonables y no tienen miedo de mostrar sus debilidades.

Sin confianza, las personas son reacias a interactuar entre sí, no implementan innovaciones, no buscan soluciones creativas y trabajan de manera improductiva. Pasan tiempo protegiéndose a sí mismos y a sus intereses, mientras que este tiempo se debe dedicar a ayudar al grupo a lograr sus objetivos.

La confianza también es importante para compartir el conocimiento. Un estudio publicado en el Journal of Knowledge Management mostró que la confianza es un elemento clave en la adquisición de conocimiento. En pocas palabras, si los miembros del equipo confían entre sí, están más dispuestos a compartir conocimientos y comunicarse más abiertamente.

Cómo ayudar a los empleados a construir una relación de confianza

1. Dame un ejemplo.

Si desea fortalecer las relaciones en el equipo, conviértase en un ejemplo y demuestre a otros, el equipo, los colegas y el jefe, que confía en ellos. Recuerde que los empleados siempre siguen sus acciones y siguen su ejemplo. Muéstreles cómo se ve realmente su confianza en los demás.

Si tu dirigir un equipo remoto, comuníquese con las personas como si estuviera trabajando en la misma oficina. Debe llegar a tiempo para una conferencia o una videollamada, y recuerde informar a su personal cuando esté de viaje o de vacaciones.

Debes cumplir las promesas que haces. Conviértete en un ejemplo para los demás. Esto es especialmente importante en el caso de los equipos virtuales, porque muy a menudo su palabra es todo lo que puede darles. Puede fortalecer la relación con el equipo si los empleados ven que pueden confiar en usted; Esto creará el espíritu de trabajo adecuado y aumentará sus expectativas.

2. Comunícate abiertamente

Los miembros del equipo no deben dudar en hablar entre ellos de manera honesta y constructiva. Se pueden utilizar varias estrategias para lograr este objetivo.

Primero, crea una carta colectiva. En él, indique los objetivos del equipo, así como el papel de cada empleado. Presente la Carta a la primera reunión, invite a todos a hacer preguntas y discuta las expectativas.

Usa ejercicios de trabajo en equipo. Con las elecciones y la planificación correctas, estos ejercicios ayudan a «derretir el hielo» y alientan a las personas a abrirse y comenzar a comunicarse.

Reúnase regularmente para dar a los miembros del equipo la oportunidad de hablar sobre su progreso y discutir sus preocupaciones. De esta forma pueden conocerse mejor. También crea oportunidades para que comiencen a comunicarse y se ayuden mutuamente a resolver sus problemas.

Reforzar las palabras con acción: si tiene información relevante importante para compartir con otros, no la posponga. Muestre que la comunicación abierta es importante para usted; compartir información con el grupo. Cuanto más a menudo los empleados vean que no les está ocultando nada, más pronto comenzarán a confiar en usted y en los demás.

3. Agregar momentos de comunicación informal

Una forma de ganar confianza es hacer que los miembros del equipo se conozcan mejor. Cree situaciones en las que puedan compartir historias personales.

Comienza contigo mismo. Cuéntanos un poco sobre ti y luego pregunta a los demás sobre tu familia, tus pasatiempos o tu música favorita.

Otra forma de establecer una relación amistosa en el equipo es comunicarse después del trabajo o durante el almuerzo. Por ejemplo, puede reservar tiempo para discusiones grupales informales una vez por semana. Pida a los miembros del equipo que hagan sugerencias sobre temas que podrían ser útiles para discutir. Es posible que desee comenzar hablando de los valores de todos. Hable sobre lo que es importante para usted y pídale a otros que hablen sobre sus valores. Todos los tienen, y si sugiere un tema de discusión, enfatizará la importancia del trato humano en el equipo.

Si dirige un equipo virtual, programe una reunión de orientación en línea (si se trata de un equipo nuevo) para ayudar a las personas a conocerse. Pídales a todos que escriban uno o dos párrafos en sus perfiles en línea sobre sus experiencias, habilidades e intereses. Use salas de chat y mensajería instantánea para mantenerse en contacto.

No haga preguntas personales a sus empleados. Adherirse a la etiqueta comercial.

4. No seas un crítico.

Cuando las personas trabajan juntas, es difícil evitar errores y problemas. Culpar a la persona que los hizo es la forma más fácil; pero la atmósfera rápidamente se pone tensa cuando todos comienzan a señalar con el dedo a uno. Esto empeora el espíritu de trabajo, erosiona la confianza y finalmente conduce a malos resultados.

En cambio, aliente al equipo a reflexionar constructivamente sobre el error. ¿Qué puede hacer cada empleado para corregir la situación? ¿Cómo puede asegurarse de que un error no vuelva a suceder en el futuro?

5. No haga la vista gorda a los «grupos».

Los «grupos» a menudo están formados por personas con intereses comunes o tareas laborales. Tales grupos pueden, sin querer, hacer que otros se sientan solos. También socavan la confianza entre los miembros del grupo.

Como gerente, comience una discusión abierta sobre este tema y vea qué piensan los empleados acerca de las «agrupaciones» y su impacto en otros miembros del equipo. Al discutir abiertamente el problema (y solo al hacerlo), puede evitar este comportamiento malicioso.

6. Discutir problemas de confianza

Si dirige un equipo establecido cuyos miembros nunca han formado una relación de confianza, es importante averiguar cómo surgen los problemas; entonces puedes crear estrategias para resolverlos.

Recomendamos entregar un cuestionario a los empleados, que deberán completar de forma anónima. Incluya preguntas sobre el nivel de confianza en el grupo y por qué piensan que existe una falta de confianza. Una vez que conozca los resultados, reúna al equipo para discutir estos temas (nunca insista en revelar el anonimato).

Fuente de la imagen: pixabay.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here