Inicio Desarrollo de carrera Cómo la tecnología puede ayudarnos a prepararnos para más interrupciones de COVID

Cómo la tecnología puede ayudarnos a prepararnos para más interrupciones de COVID

34
0

La interrupción es una segunda naturaleza para los equipos de TI. Incluso antes de que llegara el COVID-19, lidiar con cambios imprevistos e innovar en respuesta a ellos era parte de su día a día: era su pan de cada día. Después de todo, es el cambio y la disrupción lo que a menudo alimenta la necesidad de soluciones tecnológicas.

Pero la pandemia ha aportado un significado y un impulso completamente nuevos a la palabra «disrupción», incluso a los ojos y las mentes de los profesionales de la tecnología más experimentados. Estamos experimentando un nivel de disrupción como nunca antes habíamos visto, ciertamente en mi vida. De hecho, según McKinsey & Company, las tasas de adopción digital se han acelerado cinco años en tan solo unos meses.

Todos hemos escuchado historias de cómo, en respuesta a la pandemia, un tercio de las empresas han digitalizado sus cadenas de suministro, la mitad ha adoptado nuevos canales de clientes, incluido el comercio electrónico, las aplicaciones móviles o los chatbots, y dos tercios se han acelerado. su inteligencia artificial (IA) y adopción de automatización.

Los equipos de TI de todo el mundo se han enfrentado a los desafíos y demandas que se les plantean, introduciendo nuevas formas de trabajar para resistir la prueba del tiempo a una velocidad vertiginosa. Ahora, los CIO se están preparando para la siguiente fase de disrupción relacionada con COVID.

La respuesta continua y transformadora de la tecnología al cambio continuo

Estoy seguro de que estará de acuerdo en que durante las etapas iniciales del brote de COVID-19, la tecnología definitivamente demostró su valía. Después de todo, la tecnología y los equipos detrás de ella ayudaron a las empresas a cambiar rápidamente sus modelos comerciales existentes y establecer otros nuevos. Esto incluyó un aumento de la actividad en el espacio de comercio electrónico y pagos electrónicos al tiempo que permitió el trabajo remoto masivo en todo el mundo, prácticamente de la noche a la mañana.

Sin embargo, todo esto ha ejercido una presión considerable sobre nuestras tecnologías, procesos y personas. Aproximadamente el 85 por ciento de los líderes de TI cree que el trabajo remoto permanente a tiempo completo ejerce una mayor presión sobre su fuerza laboral y un tercio estaba preocupado de que sus equipos estuvieran demasiado presionados en términos de tiempo y recursos disponibles. Investigaciones posteriores revelan que ocho de cada 10 líderes de TI estaban preocupados por la salud mental de su equipo durante la pandemia, lo que resultó en que el 58 por ciento de ellos pusieran en marcha programas para apoyar a su personal.

Con meses de crisis, los equipos de TI de todo el mundo siguen respondiendo al impacto cambiante de la pandemia. La ciberseguridad sigue siendo una prioridad, ya que la tasa de ciberataques continúa aumentando en tamaño y complejidad, según estadísticas recientes de Interpol. Esta tendencia no muestra signos de detenerse. En el Reino Unido, una investigación del Foro Económico Mundial indica que los ciberataques son el tercer mayor riesgo para las empresas en relación con COVID-19, después de la quiebra y el desempleo de larga duración.

Accenture también ha predicho que las organizaciones pueden enfrentar una reacción violenta de privacidad de datos en el futuro si no se abordan una variedad de problemas de seguridad de datos para toda la fuerza laboral, incluidos los trabajadores remotos. Investigaciones posteriores revelan que el 47 por ciento del personal no recibió la orientación adecuada de su departamento de TI cuando se cambió al trabajo remoto, por lo que quizás las predicciones de Accenture no sean sorprendentes.

La fatiga de la colaboración es otra amenaza emergente, por la cual los trabajadores remotos se están cansando cada vez más del número incesante de videollamadas y de experiencias en línea adicionales «juntos pero separados» que llenan sus días. Las reuniones programadas, a diferencia de los «momentos más frescos» y las charlas ad hoc, ahora son algo común, lo que resulta en horarios abarrotados y deja a los empleados con poco tiempo para recuperar el aliento. Como discutiré más adelante, los equipos de TI ahora están abordando este problema emergente y creciente para que el personal regrese a la oficina y las comunicaciones en múltiples plataformas.

Los equipos tecnológicos se preparan para otros 12 meses de incertidumbre

Para sobrevivir a la interrupción masiva y la separación de COVID-19 a largo plazo, los equipos de TI, incluidos los que trabajan directamente con los CIO, continuarán desempeñando un papel cada vez más importante para abordar los desafíos subsiguientes que enfrentan sus organizaciones. Esto tendrá un impacto significativo en los CIO. Los expertos han pronosticado durante mucho tiempo que el rol evolucionará desde el de Director de Información hasta el de Director de Influencia. Ahora, más que nunca, este cambio parece inevitable: los CIO se verán arrastrados a una gama más amplia de decisiones comerciales, incluido el establecimiento de los valores culturales y corporativos que, durante tanto tiempo, han sido el dominio de un CEO. Cuando se requieran más cambios, predigo que el CIO será el primer puerto de escala para que muchas empresas ayuden a encontrar soluciones inteligentes.

Estas son algunas de las formas en que los líderes de TI de hoy y sus equipos están reaccionando (e incluso explotando) este cambio:

# 1 Comunicación multiplataforma para combatir la fatiga de la colaboración

Para ayudar a sus negocios a mantenerse alineados y reducir la fatiga de la colaboración, los equipos de TI están brindando soluciones para ayudar a facilitar el regreso al lugar de trabajo donde se deben implementar medidas de limpieza sólidas y distanciamiento social para cumplir con las pautas actuales de COVID-19. Los planos de planta y la señalización digitalizados, las aplicaciones de seguimiento y localización y la tecnología de sensores, por ejemplo, pueden ayudar a los gerentes de oficina a optimizar las rotaciones de limpieza y monitorear tanto las condiciones ambientales como los niveles de ocupación.

Sin embargo, es probable que los modelos de trabajo híbridos exacerben un regreso al trabajo simplificado, donde el personal puede querer ir a la oficina de manera ad-hoc o coordinar sus visitas a la oficina con otros miembros del equipo. Aquí es donde las soluciones inteligentes e integradas ayudarán, proporcionando la agilidad para que los gerentes de oficina adapten sus espacios a las cambiantes dinámicas de la fuerza laboral, al tiempo que reducen los riesgos de transmisión y fomentan la confianza del personal en el regreso al trabajo. Para los CIO y sus equipos de TI, esto puede significar instalar, mantener y monitorear una nueva gama de tecnologías de construcción para optimizar sus oficinas.

Para reducir aún más la fatiga de la colaboración, los equipos de TI también están implementando una gama de herramientas de comunicación multiplataforma para mantener actualizadas las comunicaciones digitales y permitir que las personas utilicen la mejor plataforma para sus necesidades. Deloitte recomienda que “la fuerza laboral debe recibir amplia información a través de sus modos de comunicación preferidos”. Por lo tanto, esta no es una solución tecnológica única para todos, ni mucho menos.

Esta demanda de herramientas de comunicación personalizadas y multiplataforma ejerce una presión adicional sobre nuestras redes tradicionales, donde las pruebas de estrés de la red y las soluciones de redundancia tienen una gran demanda, para aumentar los niveles de rendimiento. Las soluciones basadas en la nube han ayudado. De hecho, el 83 por ciento de las empresas afirmó que la nube ayudó a garantizar su supervivencia durante la pandemia, al acelerar la entrega de herramientas de trabajo remoto y permitir la comunicación entre plataformas. En el futuro, los líderes de TI continuarán capitalizando la agilidad de la nube.

# 2 Agilización con la nube

Dejando de lado las consideraciones de red, muchas empresas están mejorando su juego en la nube. Las plataformas de comercio electrónico nativas de la nube y centradas en microservicios, por ejemplo, brindan flexibilidad, lo que permite a las organizaciones responder a la interrupción continua de la cadena de suministro con facilidad. Los microservicios son la siguiente iteración de la metodología ágil DevOps, mediante la cual se pueden utilizar pequeñas aplicaciones independientes para ajustar las plataformas de comercio electrónico. Las investigaciones revelan un crecimiento significativo en ambas áreas desde que comenzó la pandemia, gracias a la agilidad que brindan.

Estas soluciones ayudarán a las organizaciones a avanzar hacia nuevas áreas durante los próximos meses, ayudándolas a mantener el impulso digital construido durante el bloqueo inicial. Desde una perspectiva presupuestaria, las soluciones rentables y ágiles como la nube, DevOps y los microservicios son tendencias importantes. La investigación revela que las empresas gastaron el equivalente a $ 15 mil millones adicionales cada semana en tecnología durante los primeros tres meses de la crisis, pero ahora se prevé una reducción del 7,3% en el gasto en TI para 2020. Como tal, los líderes de TI ahora se están enfocando en optimizar las operaciones y modernizar sus tecnologías y procesos existentes para asegurar la supervivencia continua de su negocio.

# 3 Los equipos de TI y la IA asumirán un papel más destacado

Con los ingresos bajos para muchos, los CIO están reorganizando sus gastos para priorizar tanto la experiencia del cliente como la de los empleados. La personalización de productos y servicios, por ejemplo, es una tendencia digital líder con un enfoque humano, que permite a las empresas optimizar su experiencia como consumidor y aumentar la participación del cliente.

La automatización, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático están ayudando a las empresas a seguir optimizando sus operaciones y la experiencia del usuario. Accenture predice que la colaboración humano-AI es ahora un requisito para ayudar a las empresas a girar al llevar las tecnologías de automatización al siguiente nivel y usarlas no solo para ejecutar tareas de manera eficiente, sino también para transformar los procesos comerciales. Por ejemplo, hemos visto un aumento en la demanda de chatbots y tecnologías de voz en la comunicación con el cliente desde la pandemia, con un 30 por ciento de la navegación web prevista sin pantalla en 2020. Las herramientas de seguridad impulsadas por IA también pueden ayudar a los equipos de TI a lograr más con menos, al tiempo que proporciona ganancias de productividad en toda la empresa.

Desde robots en la naturaleza hasta la automatización de procesos robóticos, las tecnologías de automatización también han jugado un papel vital en la supervivencia de más de las tres cuartas partes de las empresas durante la pandemia, según una encuesta reciente, al ayudarlas a hacer frente a la escasez de mano de obra y optimizar su suministro. cadenas Investigaciones adicionales de IDC también revelan que las tecnologías basadas en la nube y de inteligencia artificial continuarán desempeñando un papel importante en el sector público al lidiar con la interrupción causada por COVID-19, ayudando a los hospitales a acelerar el diagnóstico y las pruebas de COVID-19, al tiempo que brindan control remoto automatizado consultas a pacientes autoaislados a través de chatbots.

# 4 Los profesionales de TI ahora reconocen un conjunto de habilidades diferente

A lo largo de la pandemia, hemos visto un aumento en la demanda de ciertos conjuntos de habilidades y roles. Los equipos de TI continúan mejorando sus habilidades y capacitándose para mantenerse al día con estos requisitos en constante cambio, mientras adoptan una mentalidad de aprendizaje permanente para realmente preparar sus carreras para el futuro. Según nuestro director global de tecnología, James Milligan, los arquitectos e ingenieros de la nube tenían la mayor demanda al inicio del bloqueo, ya que las empresas y las instituciones educativas trabajaron a una velocidad vertiginosa para introducir iniciativas de trabajo / aprendizaje desde el hogar.

A medida que continuamos operando a través de la pandemia, Milligan también predice un aumento en la demanda de expertos en seguridad de datos, analistas de datos, científicos de datos y expertos en aprendizaje automático, así como especialistas en gestión de cambios y expertos ágiles, a medida que las empresas continúan adaptándose a la evolución constante. cambiando el paisaje de COVID-19. Investigaciones recientes también predicen que el análisis de datos, el aprendizaje automático y la ciberseguridad seguirán siendo áreas de especialización en demanda para los trabajadores de tecnología a medida que continuamos viviendo con COVID-19.

A medida que los equipos de TI trabajen cada vez más con otros departamentos, las habilidades blandas también tendrán una gran demanda, y la Comisión Europea destacará el liderazgo, la inteligencia emocional, la adaptabilidad, la creatividad y el pensamiento crítico como habilidades importantes posteriores a COVID, junto con el conocimiento técnico, la alfabetización de datos y las habilidades digitales y digitales. habilidades de codificación. Cuando se trata de lenguajes de programación, R ha experimentado un resurgimiento reciente durante la pandemia, pero C, Java y Python siguen siendo las tres sintaxis más solicitadas.

La disrupción se está convirtiendo rápidamente en algo natural para todos, no solo para quienes trabajan en tecnología. La pandemia ha cambiado la forma en que trabajamos para mejor, para siempre. Estos cambios afectarán a los CIO y a los equipos de TI, aumentando su influencia en toda la empresa. En el futuro, anticipo que nuestros equipos de TI continuarán asumiendo un papel más transformador y crítico para el negocio para mantener el mundo en funcionamiento ahora y en los años venideros.

¿Te resultó útil este blog? A continuación, se muestra contenido relacionado que puede resultarle interesante:

Autor

Steve se incorporó a Hays en enero de 2008 como director de información. Su carrera comenzó en la fabricación de automóviles en 1977 y luego se trasladó al sector de servicios financieros en 1987. En 1997, Steve se trasladó al sector de servicios de TI y ocupó el cargo de Director Gerente de Xansa plc en el Reino Unido hasta diciembre de 2007. Actualmente, Steve ocupa varios cargos. puestos en Hays, incluido el de director de información.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here